ENCUENTRA TODO LO QUE NECESITAS PARA REPRODUCIR TUS ORQUÍDEAS EN CASA Y MUCHO MÁS. EASY ORCHID REPRODUCTION.

UNA PHALAENOPSIS EN LA COCINA

UNA PHALAENOPSIS EN LA COCINA
Cuántos hemos caído en esta afición por una Phalaenopsis en la cocina?
Un regalo de aniversario que nos hipnotizó con su belleza simple. Una compra irreflexiva fruto del amor a primera vista a través del vidrio de una floristería de barrio. Un “no te preocupes, yo te la puedo cuidar”...
Esa primera “Phal” que ha sufrido de mesa en mesa hasta encontrarle la mejor luz, el sol de la mañana que entra por la ventana de la cocina.

Después llegaron un par más y más tarde el descubrir que hay orquídeas que parecen moscas con alas de colores, pulpos con manchas imposibles, calamares suspendidos en el aire y muchas otras cosas, si sabes verlas.
Pasaron a ser diez, cincuenta y más... un número inconfesable.
Vinieron los keikis, las divisiones, los cortes de rejuvenecimiento, la polinización.

Y después de comer mucha mermelada, llegó el IN VITRO

lunes, 1 de abril de 2013

SHANGHAI WORLD ORCHID SHOW 2013

Es una primavera fría, lluviosa y nublada, pero no quita belleza al jardín botánico de Chenshan. Dos leones estilo clásico vigilan el recinto, es el único toque tradicional, el resto es puro diseño futurista.

El jardín es inmenso y tiene tres invernaderos, arquitectura holandesa. La humedad y la temperatura se controlan de manera automática.


Las ventanas son triangulares, se abren y se cierran en el momento preciso para que el interior esté impecable.
Vistos de lejos los invernaderos con las ventanas del lomo abiertas, parecen un dragón.
El jardín esta siempre lleno de familias y colegios que acampan en el césped.

Después de recorrer el recinto empezamos a trabajar duro. Debiamos montar el display que representaba España en la World Orchid Show de Shanghai 2013.

Alex Sanchez, orchid curator del botánico, había diseñado la escena y dos estructuras metálicas para 1200 orquídeas y a saber cuántas cañas de bambú. Una vez todo en su lugar se convertirían en dos ramos de Dendrobium gigantes.



 
 
 
Una vez acabado no parece mucho trabajo, pero hubo que cambiar a una maceta más grande todas las plantas para que encajaran en la estructura. Ocho personas tardamos todo un día en hacerlo y colocarlas. Los operarios que cortaron y colocaron las cañas de bambú, tardaron casi el doble.

 

 
 


El día 26 preparamos los centros de orquídea para competición un mínimo de ocho orquídeas de por lo menos dos géneros. No parece complicado, pero es todo un arte. (Que por cierto, yo no domino...)
Hay verdaderos expertos, que llevan maletas repletas de accesorios, bolas de colores, cañas de bambú, pajaritos... Y todo tipo de herramientas, pinzas, alambres... Evidentemente el resultado es muy diferente, elaborados centros en los que no falta detalle.

El día 27 se juzgaron las plantas de competición. Había muchísimas categorías para especies e híbridos. Jesús Soler, juez internacional, puntuó las del género Cattleya y relacionadas. Una verdadera experiencia.



El jueves tenían preparado para nosotros un banquete. Sobre la entrada principal del jardín de camino a la sala habilitada como restaurante había una increible exhibición de árboles fosilizados. Al principio no sabía qué eran, los carteles están en chino. Pensé que sólo eran troncos con formas peculiares. Al acercarme pude ver que eran de piedra, de diferentes minerales y colores. Hay que verlos.




Nunca he comido en una mesa tan grande y eso que la mía era una de las pequeñas. La sala estaba compuesta por 3 mesas "pequeñas" y una enorme. La comida deliciosa, pero como hemos venido a hablar de plantas, no me extenderé. Mejor unas fotos.








El último día: la inauguración.




Nos quedó tiempo para visitar el botánico de Shanghai, más antiguo que el moderno Chensan, pero con mucho encanto. De dimensiones descomunales, y rincones maravillosos como el que alberga los Penjin o el de plantas medicinales chinas que inaugurarán en breve. Y cómo no, caminamos entre bastidores, donde se esconden las orquídeas más preciadas.










Callejeamos por Shanghai...



Es mi primera visita a China y ha sido un honor participar en la primera edición del World Orchid Show de Shanghai 2013.
Lourdes y Jesús han sido grandes compañeros de aventura. Igual que Alex Sanchez que ha sacrificado su tiempo y esfuerzo para que no nos faltara detalle.




La organización y todo el personal son encantadores.

La experiencia es inolvidable. Quiero agradecer especialmente esta oportunidad al Dr. Whu, director del jardín botánico de Chensan y a Alex Sanchez, orchid curator de los jardines botánicos de Chensan y Shanghai.


En cuanto tenga un rato cuelgo un album con más fotos. Saludos.

 
 

Posted from Bloggeroid

 
 

No hay comentarios: